skip to Main Content

EL CAMPUS DE LA UNIVERSITAT AUTONOMA DE CATALUNYA UAB

blank white

El Campus de la Universitat Autònoma de Catalunya UAB fue seleccionado como lugar para la demonstración después de analizar sus ventajas y desventajas en comparación con otras potenciales ubicaciones.

La UAB tiene aprobado un programa integral de sostenibilidad “Campus Saludable i Sostenible”, un proyecto que engloba dos planes: el Campus Saludable y el Campus Sostenible. Ambos están dirigidos a todas las personas que estudian y trabajan en la Universidad. Contemplan 70 actuaciones con un elevado grado de transversalidad que tienen como misión mejorar la salud de la comunidad universitaria, promoviendo entornos y hábitos para un estilo de vida saludable y una Universidad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Integra una amplia gama de aspectos relacionados con la sostenibilidad y el medio ambiente, como por ejemplo los consumos de energía y agua y la prevención y gestión de los residuos que se generan en su ámbito. El objetivo es disminuir las emisiones globales de gases de efecto invernadero generadas por la UAB.

Los objetivos y conceptos generales del Proyecto DECISIVE y la instalación del equipo piloto para la digestión anaerobia a micro escala encaja perfectamente con este programa estratégico. Por su ubicación en la periferia del Área Metropolitana de Barcelona el Campus UAB de Bellaterra se presenta como un entorno muy apropiado para el estudio de la gestión descentralizada y circular de residuos. El campus ocupa una superficie de 260 ha, de los cuales 90 ha están edificados. El 60% del área total consiste de bosque y campos de cultivos. Está delimitado por la autovía C-58 y la autopista AP-7 y la localidad de Bellaterra. La población del Campus consiste de unos 36.000 estudiantes de grado y master, 4.800 postgraduados, 3.750 docentes y 2.340 administrativos. De esta manera se puede esperar que la comunicación y diseminación de los objetivos y resultados del proyecto alcancen un gran número de individuos que a su vez puedan actuar de multiplicadores. Se espera que el impacto sobre los hábitos de separación de residuos en origen y en la calidad de los residuos orgánicos recogidos selectivamente sea considerable.

Una gran variedad de actividades en el Campus generan residuos tanto municipales y asimilables como específicos relacionados con investigación y docencia (residuos agrícolas, residuos de laboratorio, tanto peligrosos como no peligrosos, etc.). El estudio piloto se centra en general en residuos municipales y en particular en los residuos orgánicos. En el campus 10 restaurantes y un hotel generan residuos alimentarios en sus cocinas y comedores. Otra fuente de residuos orgánicos es la Vila Universitaria con las residencias de estudiantes y un conjunto de casas adosadas para personal docente temporal. No obstante, el estudio piloto se concentra básicamente en los restaurantes considerando que son una fuente constante de residuos orgánicos con una calidad más fácil de controlar. Actualmente la recogida selectiva de la FORM (Fracción Orgánica de los Residuos Municipales) ya está implementada en el Campus, aunque con un gran potencial de mejora. Existe un compromiso de las empresas de catering que operan los restaurantes a participar en la separación en origen de los residuos orgánicos que constituirán la base de alimentación de la planta piloto. Análisis recientes indican que se puede esperar una generación total de residuos orgánicos de unas 100 t anuales producidos en los restaurantes y en la Vila Universitaria. Mediante campañas de sensibilización y comunicación en todo el campus se pretende incrementar la recogida selectiva de los residuos orgánicos a lo largo del proyecto.

IMG_20181010_100038_

La tecnología de tratamiento elegida para los residuos orgánicos en el marco del proyecto DECISIVE es la digestión anaerobia en un micro-Digestor Anaerobio (m-DA), de capacidad reducida de unas 100 t anuales. Las ventajas de esta tecnología consisten en sus reducidas dimensiones y requisitos de espacio, en comparación con otros sistemas como por ejemplo el compostaje, así como la producción de biogás, transformable en energía térmica o eléctrica. La tecnología también permite controlar las emisiones gaseosas y líquidas, así como la generación de malos olores.

bdr

El Campus dispone de un lugar adecuado para la ubicación e instalación del equipo m-DA en el denominado Espacio R, una zona designada para la gestión de residuos i actividades de investigación relacionadas. En la actualidad este espacio cobija ya el Punto Limpio de la UAB; está vallado y ofrece suministro de electricidad y agua.

Tanto el Punto Limpio como los colindantes talleres de mantenimiento representan potenciales puntos de consumo de excesos de energía generada por el biogás producido por el equipo. Una parte del digestato producido se utilizará en el proceso de Fermentación en Estado Sólido (FES) que se está desarrollando en la UAB para producir biopesticidas. El digestato restante se tratará mediante compostaje en el campus para producir un abono orgánico. Ambos productos tendrán una aplicación agrícola en los campos experimentales de la Facultad de Veterinaria en los cultivos para la alimentación del ganado.

blank white
Back To Top